Beneficios antioxidantes del EUK 134: Rojeces, protección y manchas

El EUK 134 parece un nuevo ingrediente, pero ya lleva unos años rondando por la cosmética y no alcanzó la popularidad hasta que The Ordinary lanzó un producto que lo contiene. Pero ¿Realmente merece la pena usarlo o es todo hype?

Que es el EUK 134

El EUK 134 o Eukarion 134 (INCI: Ethylbisiminomethylguaiacol Manganese Chloride) es una molécula artificial de color marrón oscuro con un alto poder antioxidante.

Esta molécula actúa de tal forma que imita la actividad de dos enzimas que juegan un papel muy importante en la piel: El superóxido de dismutasa y catalasa.

Estas enzimas son responsables de proteger a las células del daño por los radicales libres ente otras cosas. Actúan eliminando el hydrogen peroxide y transformando unas sustancias llamadas reactive oxygen species en otras que no son dañinas como el agua o el oxígeno.

A diferencia de otros antioxidantes, el EUK 134 se puede regenerar por si mismo y no pierde su función con el paso de las horas tras haberlo aplicado, es decir tras eliminar a un radical libre se vuelve a regenerar para mantener su función y seguir eliminando a otros radicales libres.

Así que no es de extrañar que el EUK 134 tenga efectos antioxidantes y pueda llegar a protegerte contra el envejecimiento prematuro de la piel, a la vez que disminuye el daño producido por los rayos solares.

Propiedades EUK 134

Reduce el daño producido por los rayos UV

Al aplicar EUK 134 una hora antes de la exposición solar UVA reduce el nivel de los peróxidos lipídicos en la piel tras ser expuesta al sol1Declercq L, Sente I, Hellemans L, Corstjens H, Maes D. Use of the synthetic superoxide dismutase/catalase mimetic EUK-134 to compensate for seasonal antioxidant deficiency by reducing pre-existing lipid peroxides at the human skin surface. Int J Cosmet Sci. 2004;26(5):255–263. doi:10.1111/j.1467-2494.2004.00234.x. Además, a diferencia de otros antioxidantes como el alpha tocopherol, incluso al ser aplicado tras la exposición solar es capaz de reducirlos.

Esto ayuda a que la protección antioxidante aumente y con ello el daño solar disminuya.

Otro estudio concluye que aplicar EUK 134 antes de ser expuesto a rayos UVB disminuye el nivel de producción de la proteína p53 (una proteína que aumenta al recibir daño por los rayos UVB), lo que se traduce en un menor daño oxidativo2Decraene D, Smaers K, Gan D, et al. A synthetic superoxide dismutase/catalase mimetic (EUK-134) inhibits membrane-damage-induced activation of mitogen-activated protein kinase pathways and reduces p53 accumulation in ultraviolet B-exposed primary human keratinocytes. J Invest Dermatol. 2004;122(2):484–491. doi:10.1046/j.0022-202X.2004.22215.x.

Dicho todo esto, al disminuir y proteger del daño por los rayos UV, también disminuye la rojez de la piel y disminuye la pigmentación causada por el sol.

Retrasa el envejecimiento de la piel

El daño solar es responsable de la mayor parte del envejecimiento de la piel, el EUK 134 está enfocado principalmente en reducir el daño producido por la exposición al sol, así que con esto se reducirá drásticamente el envejecimiento.

Es recomendable usarlo junto al protector solar, ya que su efectividad no es comparable a la protección ejercida por los protectores solares.

Como usar el EUK 134 en tu rutina

Puede llegar a parecer poco pero la mayoría de los estudios que se han hecho con este compuesto han utilizado una concentración de un 0,05% de EUK 134 y es preferible aplicarlo durante el día, ya que es cuando vamos a estar expuestos al sol.

Por lo que debemos de asegurarnos que nuestro producto contenga al menos esa cantidad para asegurar una verdadera eficacia. Hay algunos productos que contienen una mayor concentración (como un 0,1%) y al no haber estudios publicados no se sabe si los beneficios aumentan al usar mas concentración pero puede estar contraindicado en pieles mas sensibles.

Dependiendo del producto, si es un cosmético que ya lo contiene solo debemos de aplicárnoslo, mientras que si es un serum siempre debe de ir antes de la crema hidratante o del protector solar.

Ahora bien, esta molécula será completamente destruida si la mezclamos en la misma rutina con algún ácido potente, es decir si utilizas cualquier tipo de ácido potente o alguna de tus cremas lo contienen, es conveniente que no las uses a la vez o el efecto del EUK 134 se anulará. Entre algunos ejemplos que no se deben mezclar destacan:

  • Ácidos como el ferúlico, glicólico, salicílico, láctico, mandélico…
  • Vitamina C en algunas de sus formas (Como ascorbic acid).