Hidratación piel

Dermatítis atópica: Causas, tratamientos y consejos

La dermatitis atópica (también conocida como eccema) es una enfermedad crónica por la cual se altera la barrera de la piel alterando sus funciones y está caracterizada por la inflamación, el picor y la sequedad de la piel.

¿Cuáles son los síntomas de la dermatitis atópica?

Eccema

Dependiendo del tipo de dermatitis atópica que se padezca y de la severidad que tenga los síntomas pueden variar.

Los síntomas que se manifiestan conmunmente son los siguientes:

  • Piel seca o muy seca con tendencia a irritarse.
  • Inflamación y rojez en la piel.
  • Picor en la piel, que en ocasiones puede ser persistente e intenso.
  • Descamación de la piel.

Causas de la dermatitis atópicas

Aunque a día de hoy la causa exacta de la dermatitis atópica no ha sido descubierta se sabe que hay ciertos factores como la genética, alergias, alteraciones en el sistema inmunitario, alteraciones psicológicas y problemas nutritivos que podrían estar relacionados con su aparición.

¿A quienes afecta la dermatitis atópica?

Puede afectar a cualquier edad, por lo general suele afectar a aquellos que tienen antecedentes de familiares que hallan padecido esta enfermedad.

La dermatitis atópica suele desarrollarse en la infancia por lo que algunos bebes con predisposición genética pueden llegar a padecer de ella durante su primer año de vida desarrollando escamas secas que suelen aparecer en el pelo y por la cara

Factores que empeorar la dermatitis atopica

  • El clima: El frío y un ambiente seco pueden agravar a la dermatitis atópica. A su vez es mejor evitar el agua caliente ya que tiene tendencia a secar mas la piel que el agua fría.
  • El rascado: Al rascarte la piel estas dañando a la barrera protectora y provocando mas inflamación acompañada de irritación lo que conllevará a que sigas rascándote entrando así en un circulo vicioso.
  • El uso de productos irritantes y secantes: El uso de algunos cosméticos y productos agresivos para la higiene pueden empeorar la dermatitis atópica ya que eliminan gran parte de las sustancias que mantienen a la piel hidratada. A su vez muchos tipos de fragancia contenidas en estos productos pueden empeorar la irritación.
  • El estrés: El estrés afecta a la función de la barrera de la piel y puede generar una respuesta inflamatoria.
  • Alergias: Algunos tipos de alergía pueden empeorar la dermatitis atópica (polen, animales, ácaros…) y generalmente al tratar la alergía los síntomas de la dermatitis atópica mejoran e incluso puede llegar a desaparecer. Algunas comidas también pueden agravarla (Como la leche, soja, huevos…)
  • El sudor: Según los estudios aproximadamente un 80% de las personas que padecen dermatitis atópica experimenta un empeoramiento de este debido al sudor, aún no queda claro porque el sudor afecta a la dermatitis atópica aunque puede deberse a la alteración del pH de la piel que provoca, la baja temperatura, la acumulación de polvo en el sudor o a las sales que este contiene.

¿Como tratar la dermatitis atopica?

Normalmente basta con una rutina de tratamientos tópicos para aliviar los síntomas, podemos dividir en tratamiento en dos fases: la de mantenimiento y la de tratamiento de un brote activo. Dependiendo de el nivel de gravedad se usaran unos tratamientos u otros entre los que podemos encontrar:

Hidratantes y emolientes

Generalmente se utilizan en la fase de mantenimiento de la dermatitis atópica.

Al hidratar la piel se percibe una sensación de mejora su aspecto y además son capaces de reducir el picor. Utilizándolos se reducirán las posibilidades de que se produzca un nuevo brote y a que aparezcan con menos frecuencia.

Se deben de aplicar varias veces al día, si se aplica tras el baño con la piel un poco húmeda se conseguirá aumentar la hidratación algo más.

Hay varios tipos de emolientes e hidratantes (Urea, glicerina, ácido láctico, parafinas…) que pueden mejorar la dermatitis atópica, lo ideal es ir probándolos y ver cual funciona mejor en tu tipo de piel.

Corticoides tópicos

Suelen ser los mas prescribidos para el tratamiento de la dermatitis atópica moderada o grave, actúan disminuyendo el picor, la rojez, la irritación y la inflamación en la piel afectada.

Hay varios tipos de corticoides que se pueden clasificar en varios grupos dependiendo de su potencia, se prescribirá uno u otro dependiendo del esto y de la gravedad de la dermatitis atópica.

Por lo general se utilizan una o dos veces al día dependiendo de la gravedad de la dermatitis atópica durante aproximadamente una semana hasta que el brote remita, tras la remisión del brote se continuará con una rutina de mantenimiento.

Antihistamínicos

Se consumen por vía oral y sirven para regular la respuesta inmune frenando así un poco la dermatitis atópica. Actúan ayudando con el picor provocado por la alergias.

Debido a que algunos antihistamínicos producen somnolencia, pueden ayudar con el rascado mientras duermes, aunque los nuevos antihistamínicos de segunda generación no provocan o provocan poca somnolencia.

No son efectivos en todos los casos, siendo más efectivos en casos de alergias, aunque debido a que actúan como sedantes a la hora de dormir se puede notar una mejoría.

Corticoides orales

Se prescriben rara vez solo para los casos mas graves, se utilizan durante un intervalo de tiempo corto (generalmente una semana o menos). Son bastante efectivos por lo que podrían ser recetados durante un brote grave o al comienzo del tratamiento.

Consejos para prevenir y no empeorar los brotes de dermatitis atópica

  • Sigue una rutina de limpieza de la piel diaria utilizando limpiadores no agresivos sin jabón y formulados para pieles atópicas. Evita utilizar agua caliente ya que reseca mas la piel que el agua templada o fría y a su vez trata de reducir el tiempo de baño a uno más corto (5 a 10 minutos).
  • Seca la piel suavemente y con cuidado de no frotar para evitar aumentar la irritación.
  • Hidrata tu piel: Preferiblemente usa productos sin perfume y formulados para la piel atopica, a mayor hidratación de la piel habrá menos tendencia a sufrir un brote.
  • Evita el uso de ropa sintética y cámbiala por ropa de algodón o lino, a su vez evita lavarla con un detergente agresivo y si es necesario aclara la ropa dos veces para eliminar una mayor parte del detergente.
  • Evita el sudor: En caso de haber practica deporte u otra actividad y haber sudado se recomienda que siga con una rutina de limpieza e hidratación lo mas antes posible para prevenir la irritación.
  • Controla la temperatura de la casa: Mantén un ambiente templado, ventila la casa a diario y humedece las habitaciones.

Preguntas frecuentes sobre la dermatitis atópica

¿Se puede contagiar la dermatitis atópica?

No, no hay ninguna forma de contagiar esta enfermedad, aunque es posible que se contagien otro tipo de infecciones de la piel provocadas a raíz de la dermatitis atópica al igual que las podría contagiar una persona que no padezca de dermatitis atópica pero si tenga alguna infección.

¿El tratamiento de la dermatitis atópica es para siempre?

Generalmente no, pues los síntomas pueden desaparecer y reaparecer de manera espontanea, por lo que los tratamientos podrán dejar de ser usados mientras no se padezca.

¿De cuánta utilidad te ha parecido este contenido?

¡Haz clic en una estrella para puntuar!

¡Siento que este contenido no te haya sido útil!

¡Déjame mejorar este contenido!

Dime, ¿cómo puedo mejorar este contenido?