Óxido de zinc: Seguridad, eficacia, daño por radicales libres y más

El óxido de zinc (INCI: zinc oxide) es un filtro de protección solar inorgánico y uno de los filtros de protección solar más comunes que bloquea a los rayos UVA y UVB.

Actualmente solo tenemos dos tipos de filtros inorgánicos (a menudo llamados filtros físicos o filtros minerales), entre los cuales encontramos al óxido de zinc y dióxido de titanio, ambos de minerales diferentes.

Este compuesto es insoluble en agua y tiende a dejar una capa de tinte blanco en la piel. Además, al contrario de lo que la gente cree, la mayoría del óxido de zinc se produce sintéticamente y, además no refleja los rayos del sol del todo, ya que en realidad absorbe la mayoría de los rayos ultravioleta antes de reflejarlos (solo refleja un 4-5% del total de los rayos ultravioleta).1Cole C, Shyr T, Ou-Yang H. Metal oxide sunscreens protect skin by absorption, not by reflection or scattering. Photodermatol Photoimmunol Photomed. 2016;32(1):5-10. doi:10.1111/phpp.12214

Rango y estabilidad del óxido de zinc

Este filtro es de amplio espectro, ya que cubre los rayos UVA I (320 a 400 nm), UVA II y UVB (280 a 320 nm).

El óxido de zinc es fotoestable y se degrada lentamente en comparación con otros filtros solares, aunque su forma nano se ve más afectada ya que podría degradarse más rápido por los rayos UV que su forma normal.

Aunque el óxido de zinc es de amplio espectro, necesita dióxido de titanio u otros filtros químicos en la misma fórmula de protector solar para alcanzar una protección FPS decente.

Cuando se trata de su protección FPS y PPD, el óxido de zinc a menudo se combina con dióxido de titanio y, aunque juntos pueden lograr un buen valor de FPS para proteger contra los rayos UVB, su protección UVA no puede competir con los filtros solares químicos modernos o con la avobenzona. Por lo tanto, si buscas usar un protector solar para prevenir el fotoenvejecimiento, es mejor que elijas uno químico.

El óxido de zinc produce radicales libres

Cuando se trata de daños por los radicales libres, tanto el óxido de zinc como el dióxido de titanio (los dos únicos filtros físicos disponibles) han demostrado producir radicales libres cuando se exponen a la luz.

Este fenómeno ocurre debido a que tanto el óxido de zinc como el dióxido de titanio son sustancias fotocatalizadoras, es decir, cuando se exponen a la luz la absorben y producen una reacción química.

Esta reacción química produce radicales libres y daños en el ADN de la piel, induciendo la muerte celular. Aunque parte de este daño puede evitarse mediante el uso de óxido de zinc recubierto (los más efectivos son los recubrimientos a base de sílice) y antioxidantes en la fórmula de protección solar, no todos los fabricantes los usan para prevenirlo.2Smijs TG, Pavel S. Titanium dioxide and zinc oxide nanoparticles in sunscreens: focus on their safety and effectiveness. Nanotechnol Sci Appl. 2011;4:95-112. Published 2011 Oct 13. doi:10.2147/NSA.S19419

Seguridad y alergias al óxido de zinc

El óxido de zinc no produce ningún tipo de alergia y su absorción es relativamente baja en comparación con otros filtros solares (apenas llega a la stratum corneum en su forma nano).3Newman MD, Stotland M, Ellis JI. The safety of nanosized particles in titanium dioxide- and zinc oxide-based sunscreens. J Am Acad Dermatol. 2009;61(4):685-692. doi:10.1016/j.jaad.2009.02.051 Además, el óxido de zinc no tiene ningún efecto sobre el sistema endocrino.

Cuando se trata de irritación de la piel, el óxido de zinc es una excelente alternativa a los protectores solares químicos para aquellos que sufren irritación en la piel o están tratando de reparar su barrera de la piel, ya que es un anti-irritante.

Curiosamente, el óxido de zinc tiene actividad antibacteriana y actualmente se está investigando debido a su futuro potencial como tratamiento para heridas, úlceras e infecciones microbianas debido a que induce daño por radicales libres a las bacterias cuando se produce la exposición a los rayos UV.4Siddiqi KS, Ur Rahman A, Tajuddin, Husen A. Properties of Zinc Oxide Nanoparticles and Their Activity Against Microbes. Nanoscale Res Lett. 2018;13(1):141. Published 2018 May 8. doi:10.1186/s11671-018-2532-3

Los problemas de seguridad vienen sobre todo cuando se trata de la producción de daños por radicales libres en la piel y cuando se presenta en forma [nano].

Hoy en día, la mayoría de los protectores solares de óxido de zinc vienen en forma de nanopartículas, una forma más pequeña de óxido de zinc en comparación con la forma original. Esto ocurre debido a que el óxido de zinc se siente pesado y deja un tinte bastante blanco en la piel, por lo que los fabricantes lo convierten en forma nano para lograr una fórmula cosméticamente elegante con menos tinte blanco y menos pesada.

Las preocupaciones surgen a raíz de que se supone que las nanopartículas de zinc pueden inhalarse y dañar los pulmones o que pueden penetrar la piel en niveles más profundos, pero como se ha mencionado anteriormente, hace falta más investigación en este momento y no hay motivos para preocuparse a excepción de la mayor producción de radicales libres.

Efectos medioambientales del óxido de zinc

El óxido de zinc no presenta ningún riesgo para el medio ambiente, excepto en su forma nano, que puede ser ingerida junto con los alimentos por determinadas especies acuáticas dañando su digestión.5Croteau MN, Dybowska AD, Luoma SN, Valsami-Jones E. A novel approach reveals that zinc oxide nanoparticles are bioavailable and toxic after dietary exposures. Nanotoxicology. 2011;5(1):79-90. doi:10.3109/17435390.2010.501914